¿Qué es un Propósito de Vida y Cómo Encontrarlo?

Todo ser humano para lograr el éxito necesita una  fuerza poderosa que lo mueva a la acción,  que le inspire tomar decisiones para  cumplir sus metas trazadas; esa energía es su propósito de vida. 

 

¿Alguna vez has sentido que te falta algo y no sabes a dónde ir o qué más hacer para sentirte realizado?  

Esto pasa cuando no tienes claro cuál es tu propósito en la vida.   

En este artículo te llevaré de la mano para que sepas  ¿Qué es un propósito de vida y por qué es importante tenerlo? y sobre todo  ¿cómo puedes encontrarlo y cumplirlo para sentirte en plenitud.

Un propósito de vida es como una brújula, que te guía por el camino de la vida.  

Manteniéndote centrado y enfocado en lo que realmente te importa y quieres de la vida.

En términos más simples, un propósito de vida es la razón (o razones) que te llevan a levantarte cada mañana aunque sea lunes. 

Cuando uno tiene un propósito, se siente bien con la forma en que está viviendo su vida y siente  que con sus acciones son importantes y que está contribuyendo al mundo de alguna manera. 

Esto te da una sensación de satisfacción y conexión que te ayudan a alcanzar niveles más altos de bienestar. 

Existen diferentes formas de concebir un propósito de vida, para algunos está relacionado con un trabajo significativo y satisfactorio, para otros con conseguir reconocimientos o hacer cosas nuevas…  

No importan los años que lleves encima, nunca es demasiado tarde para encontrar tu propósito de vida,  sentirte con ganas de vivir la vida a diario y dejar un legado. 

Una vez descubras tu propósito de vida pondrás todo de tu parte para conseguir tus objetivos, exprimiendo al máximo tu potencial lo que te permitirá crecer como persona e impactar positivamente otras vidas.

Ejemplos de propósitos de vida:

No hay dos personas que tengan exactamente el mismo propósito en la vida…  

Incluso si valoran las mismas cosas, como la familia, pueden compartir diferentes visiones de cómo se ve esa vida.

Por ello, ten un propósito de vida que sea solo tuyo, no busques seguir el propósito de otra persona porque esto sólo te traerá frustración. Sé auténtico y todo irá mejor.

Si aún no tienes idea cuál podría ser tu propósito de vida, aquí te traigo algunos ejemplos que te pueden ayudar a descubrir ese propósito:

1. Dedicarse a la familia

Sobre todo cuando eres padre o madre este se vuelve un propósito de vida porque buscas darle lo mejor a tu familia y satisfacer sus necesidades 

El estar allí  para tu pareja y tus hijos para brindarles comprensión y amor para hacerles sentir especiales, importantes e insustituibles es muy satisfactorio y enriquecedor.

2. Ayudar a los niños

Tanto si eres padre como si no, si te apasiona ayudar a los niños, hay muchas maneras de lograr este objetivo.  

Lo obvio es proveer financieramente dando comida, ropa y albergue. 

También puedes brindar tu tiempo y apoyo de otras maneras como por ejemplo: Ayudar con la tarea, escuchar cuando un niño necesita hablar, donar a causas infantiles o ser voluntario son algunos ejemplos.

3. Retribuir a la comunidad

Las comunidades no existen sin individuos, y los individuos no pueden existir sin ser parte de algún tipo de comunidad.  

Somos seres interdependientes.  

Si tienes un sentido de aprecio por la importancia de tu comunidad, hay muchas maneras de cumplir este propósito.  

Puedes realizarlo estéticamente o participar en otras actividades.  

Si deseas adoptar un enfoque más interpersonal, puedes ser un mentor o ayudar a un vecino.

4. Ayudar a los animales

No es casualidad que el veganismo y el vegetarianismo crezcan en popularidad cada año. 

Puedes unirte a grupos de personas que ayudan a animales en la calle o contribuyen a causas contra el tráfico o el maltrato, tú también puedes contribuir a garantizar que los animales sean tratados con humanidad.

5. Llevar un estilo de vida saludable

El cuidado personal es una de las formas esenciales en que la salud puede convertirse en parte del propósito de la vida.  

Para alcanzar cualquier otro objetivo en la vida, primero debes tener buena salud mental y física.

6. Priorizar la apariencia física

Ser fitness va de la mano con un estilo de vida saludable.  

Puede ser por razones médicas, o simplemente para mejorar tu apariencia física o desarrollar  fuerza.  

Este propósito de vida es para ti si te apasionan los beneficios físicos, emocionales y espirituales del ejercicio.

7. Incorporar la Música

Si te sientes atraído por la música, incorporar más a tu vida te dará muchos beneficios emocionales.

 

En todas las culturas,  la música  parece ser el hilo que une a las personas. 

Ya seas músico, bailarín o simplemente alguien a quien le encanta escuchar… hay tanto significado y propósito que se puede extraer de la música.

8. Abrazar la espiritualidad

Ser espiritual  puede ser una forma poderosa de adoptar una identidad más amplia 

Si tu enfoque es crecer y desarrollarte para ser una mejor persona  y vivir una vida en la que muestres compasión por los demás, este propósito es el ideal. 

9. Ayudar a otros a desarrollar su potencial

El impulso de guiar a los demás al logro de objetivos es ideal para alguien a quien le encanta interactuar con la gente y motivarlos a crecer.  

Requiere ser capaz de ver los aspectos positivos y ayudar a las personas a identificar sus fortalezas y a desarrollarlas.  

Un Coach de Vida, justamente hace eso, ayuda a la personas a llegar de un punto A a un punto B en sus objetivos de vida.

10. Lograr una carrera significativa

Muchas personas eligen carreras en función de sus habilidades, pasiones o talentos naturales. 

Este propósito puede ayudarte a decidir qué carrera seguir y, por lo tanto, qué acciones debes seguir para conseguirla.  

Si amas lo que haces y te pagan por ello, serás feliz.

11. Ayudar a los menos afortunados

Esto es para los altruistas 

Ayudar a los menos afortunados lleva el propósito de vida de contribuir a la comunidad al siguiente nivel, volviéndose un poco más específico.  

Requiere que identifiques a una persona o grupo de personas y los recursos que necesitan para contribuir con ello.

12. Compartir conocimiento

Este ejemplo es excelente para maestros, líderes religiosos, mentores o cualquier persona que disfrute articulando las lecciones de sus fracasos, éxitos y el camino de la vida.  

El conocimiento no tiene precio. Debido a que las experiencias de todos son diferentes, todos tenemos un poco de conocimiento que podríamos compartir con alguien más.

13. Construyendo un negocio que marque la diferencia en la vida de las personas en el mundo

Si lo tuyo es hacer empresa y te encanta la gestión administrativa y lanzar proyectos, aquí puede estar tu motivación, dejar de pensar en pequeño y soñar en traspasar fronteras.

¿Por qué es importante tener un propósito de vida?

Ahora, ya que llegamos hasta aquí,  hablemos sobre la importancia del propósito de vida

Cuando conoces el propósito de tu vida, tiendes a vivir una existencia más significativa que aquellos que aún no lo han descubierto.  

Tiendes a vivir cada día al máximo, porque sabes quién eres, de dónde vienes y hacia dónde vas. 

 

Sigue leyendo para conocer algunos beneficios de vivir una vida con propósito:

Te ayuda a mantenerte enfocado

Cuando conoces tu propósito de vida, te encontrarás con mayor facilidad en lo que es más importante para ti 

El hecho de mantener el enfoque en un objetivo en particular, te ayuda a definir tu dirección y mantenerte alejado de las distracciones.

Te hace sentir apasionado por tu objetivo

Conocer tu propósito te ayudará a encontrar tu verdadera pasión, aquello que se convertirá en el motor que te impulsa a lograr cosas extraordinarias  y a dejar huella. 

Ya sea un sueño de la infancia o un estilo de vida recién adoptado, la pasión te impulsará a alcanzar tus metas dejando de lado la procrastinación.

Le da claridad a tu vida

Las personas que conocen su propósito en la vida son imparables. Son fieles a su propósito y dan forma a su vida en consecuencia. En cambio, las personas que no saben cuál es su propósito en la vida no saben lo que quieren y, por lo tanto, pierden el tiempo en cosas inútiles.

Te hace sentir recompensado

Cuando tienes un propósito en la vida, lo expresas constantemente y basas tus decisiones, pensamientos, sentimientos y acciones en torno a él, llevándote en consecuencia a lograr un mayor impacto a través de tu trabajo y a sentir una mayor gratificación por los resultados.

Te hace sentir confiado y a inspirar confianza

Aquellos que conocen su propósito reportan un aumento sorprendente en la sincronicidad y la casualidad en sus vidas, parece que tuvieran “suerte” pero no es más que consecuencia de la confianza que tienen en ellos mismos y en la que reciben de otros.

Te ayuda a hacer que las cosas sucedan

Las personas que encuentran su propósito disfrutan hacer que  las cosas sucedan, no esperan que alguien más haga lo que tienen que hacer, ni siquiera Dios o el universo, son forjadores de su destino y por ello tienden a desafiarse a sí mismos y a luchar contra sus miedos para lograr sus objetivos.

Te lleva a vivir una vida plena

Cuando las personas conocen su propósito en la vida, disfrutan cada  paso en el camino y abordan cada situación de una manera creativa. Incluso lo más aburrido se vuelve divertido porque están motivados por un propósito.

¿Cómo saber cuál es mi propósito de vida?

Para descubrir tu propósito de vida, no hay una receta específica, lo importante al final de todo es saber por qué y para qué estás aquí,  indistintamente del camino que sigas para encontrar la luz.

Aquí te traigo el proceso que seguimos junto a mis alumnos de la Certificación Life Coach para encontrar su propósito de vida.

1. Encuentra tu Ikigai

Ikigai es un término japonés que, traducido libremente, significa “una razón para vivir”, o el propósito de nuestra vida.  

El siguiente diagrama muestra la intersección entre cuatro áreas principales de nuestras vidas:

Ikigai es el terreno común entre lo que amamos, en lo que somos buenos, lo que el mundo necesita y por lo que nos pueden pagar 

Es un gran primer paso para descubrir tu propósito. 

Encontrar y realizar tu ikigai no sucederá de la noche a la mañana.  

Al trabajar hacia nuestro ikigai con el tiempo, continuaremos creciendo y desarrollándonos en los campos o profesiones que elijamos. Y debido a que nuestro ikigai es nuestra elección, podemos sentir una sensación de autonomía sobre el viaje que lleva llegar allí. 

Para crear tu ikigai, comienza con cada una de las cuatro áreas principales del círculo.  Anota las actividades y los temas que te gustan y las cosas en las que eres bueno. Luego, piensa en lo que el mundo necesita, específicamente de ti. Finalmente, ¿qué se te puede pagar en relación con tus talentos y experiencia? 

 

Luego, comienza a hacer conexiones entre cada uno de los círculos.  

Por ejemplo, ¿qué amas que el mundo también necesita? ¿En qué eres bueno para que te paguen? Responder estas preguntas te ayudará a identificar formas de lograr el equilibrio dentro de los círculos. 

 

Cuando sientas que tienes un sentido adecuado de ti mismo, haz una lluvia de ideas sobre algunas cosas que podrían ser tu ikigai, o cómo las cuatro áreas podrían cruzarse y cómo se vería eso en tu vida.  

Luego pregúntese qué debes comenzar a hacer y qué debes dejar de hacer para llegar allí.

 

2. Enfrenta tus miedos

Si bien el ejercicio ikigai es una excelente manera de comenzar a generar ideas y visualizar el propósito de nuestra vida, muchas veces nuestra mente nos va a traicionar haciéndonos sentir incapaces de alcanzar nuestras metas y sueños. 

 

El miedo es el asesino número uno de la confianza en uno mismo. Cuando tememos el resultado o una parte del proceso nos paralizamos, creándose así un círculo vicioso que nos impide avanzar y nos roba nuestra confianza.  

Comienza por hacer una lista de tus miedos en relación a encontrar tu propósito. Identifica ¿qué es lo que te asusta de este proceso de descubrimiento y cuáles son las incógnitas que te abruman? Piensa en cómo esto contribuye a tu nivel de confianza en ti mismo. 

 

A continuación, identifica la evidencia que prueba que tus temores están equivocados e identifica qué mentiras te está haciendo creer tu miedo. 

 

Mira este ejemplo:

Miedo: Tengo miedo de que la gente se ría de mí o me diga que estoy loco por seguir mi pasión o descubrir mi propósito de vida.
Evidencia: Tengo una gran familia y maravillosos amigos que siempre me han apoyado en varias etapas de mi vida.

3. Identifica tus valores fundamentales

Una vez hayas enfrentado tus miedos con la evidencia, puedes comenzar a identificar tus valores fundamentales para comenzar a construir desde bases sólidas. Comienza haciendo una lista de todos tus valores, luego, reduce esa lista a cinco de tus valores más profundos. 

 

Mirando tu lista, piensa en cómo tu vida y tu trabajo reflejan estos valores, identifica si hay alguno que los estés pasando por alto y qué necesitas comenzar a hacer o dejar de hacer para adoptarlos y vivirlos a plenitud. 

Tus valores representan quién eres en esencia, cuando los abraces con determinación, las decisiones se volverán más fáciles de tomar y podrás comenzar a poner tus sueños en acción.

4. Toma Acción

No puedes comenzar a vivir tu propósito sin tomar acción. La diferencia entre donde estás y dónde quieres llegar está en ejecutar procesos. 

Algunos de nosotros ya estamos en camino de vivir nuestro ikigai. Otros tienen un poco más de trabajo que hacer. Comienza por identificar dónde te encuentras y luego piensa en dónde te gustaría estar el próximo año. 

 

A continuación, divide ese objetivo en acciones o cambios concretos que debes realizar, toma tu agenda, cuaderno o calendario en línea favorito y asigna una acción para cada mes del próximo año. 

 

Al enfocarte en solo un área de mejora por mes, tu objetivo se vuelve más manejable y es más probable que cumplas con estas pequeñas acciones.

Conclusión

Espero que este escrito te inspire para buscar aquello que te apasiona.  

Recuerda que para encontrar tu propósito de vida, debes llevar a cabo un proceso de autoconocimiento y reflexión. 

Y esto no tiene por qué ser difícil, todos podemos descubrir el propósito de nuestra vida si nos damos el tiempo y el espacio para considerar estos poderosos conceptos 

Encontrar lo que falta y tomar medidas realistas y manejables pueden  ayudarnos a conseguir el éxito e inspirar a otros. 

 

¿Quieres transformar tu vida y ayudar a crecer a otros? 

Regístrate en nuestro webinar gratuito y descubre cómo  convertirte en un Coach de Vida mediante 3 pasos sencillos pero poderosos orientados al éxito.

Blanca García Díaz

Blanca García Díaz

Economista de profesión. Life Coach y Conferencista Internacional. Forma parte del Maxwell Team y es Cofundadora de Revive Coaching School.

Blanca García Díaz

Blanca García Díaz

Economista de profesión. Life Coach y Conferencista Internacional. Forma parte del Maxwell Team y es Cofundadora de Revive Coaching School.

También podría interesarte: